domingo, 5 de marzo de 2017

Fragmentado (2016)

Kevin es un hombre que posee 23 personalidades diferentes, siendo las más dominantes las que lo controlan. Pese a que ve regularmente a su psiquiatra, la Dra. Fletcher, Kevin secuestra a tres chicas y las mantiene encerradas. Decidida a no perecer en ese lúgubre lugar, Casey, la más vivaz de las jóvenes, comienza a buscar una manera de engañar a alguna de las personalidades para escapar, mientras tanto, la identidad 24 amenaza con emerger.

El trastorno de identidad disociativo es un diagnóstico que se produce cuando un individuo manifiesta la presencia de dos o más identidades dentro suyo.
Desarrollando dicho concepto a través de un hombre con 23 personalidades, M. Night Shyamalan  construye un sólido thriller que se ubica entre lo mejor de su exitosa pero desbalanceada filmografía.

Repitiendo la misma fórmula que tan bien le funcionó con "The Visit" en el 2015, el director realiza una película con un ajustado presupuesto, donde se construye una historia atrapante que tiene las dosis justas de interés y tensión.
James McAvoy realiza una interpretación formidable dando vida a Kevin, Patricia, Dennis, Hedwig, Barry y varias personalidades más, todas ellas definidas a la perfección por el actor que consigue darles las matices necesarias a cada uno de ellos para que el espectador pueda diferenciarlos sin la necesidad de identificarse ellos mismos.

Destacando como la víctima sagaz y luchadora, Anya Taylor-Joy lo secunda con firmeza y a través de sus ojos asistimos ante el descubrimiento de las varias identidades, llegando al clímax donde el horror se ilustra a través de la más salvaje de todas.
Si con "The Visit" Shyamalan demostraba que su etapa menos inspirada había llegado a su fin volviendo a sus orígenes, con "Split" el director hindú entrega una de sus mejores obras construyendo un thriller psicológico envolvente y tan fascinante como las personalidades del fragmentado Kevin.

8.4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada