viernes, 3 de marzo de 2017

Logan (2017)

En un mundo donde los mutantes se creen extintos, Logan trata de sobrevivir en la clandestinidad mientras cuida a un desmejorado Charles Xavier. Perdiendo paulatinamente la habilidad de regenerarse siendo cada vez más vulnerable, Wolverine es convencido por el Profesor X para llevar a cabo una última misión ayudando a una joven mutante.

Estamos acostumbrados a ver dentro del cine de superhéroes el origen de estos mismos, las peleas contra sus enemigos más destacados del cómic del que preceden, sus constantes esfuerzos para proteger a los ciudadanos e incluso (en pocos casos) la muerte de alguno de ellos.

No obstante, un tema eternamente esquivado dentro de esta clase de producciones es la decadencia del héroe, el ocaso del emblema, el castigo del inevitable paso del tiempo y ese instante donde los poderes ya no son nada y sólo queda un humano aguardando su final.
Tras pasar 17 años interpretándolo en todas las películas de la franquicia, Hugh Jackman regresa por última vez para dar vida al personaje que lo consagró en esta tan contundente como demoledora "Logan".

Tomando lugar en la frontera mexicana dentro de un futuro nada fructífero para los mutantes, la historia destila desde el inicio un aire depresivo que sólo se pierde cuando muta en pura nostalgia.
El Wolverine inmortal que conocemos se ve reducido a un desesperanzado hombre cuyo único sostén emocional es Charles Xavier, el admirado Profesor X que ahora es apenas un reflejo de lo que fue, un anciano que está siendo consumido por la demencia senil y al que Logan se encarga de cuidar administrándole medicamentos para estabilizar su poderosa mente la cual ya no controla.

Así como se encargaron de mostrar el lado más poderoso de los personajes, tanto Patrick Stewart como el propio Jackman consiguen interpretar con la fragilidad necesaria la decadencia por la que ambos atraviesan, al igual que esa última llama de esperanza que nace con la aparición de Laura/X-23.
Hablando de la mutante a la que da vida toda una revelación como Dafne Keen, es a través de sus garras que la saga alcanza el nivel de brutalidad que tanto necesitaba, la sangre abunda y a su lado en un terreno repleto de miembros cercenados, el Wolverine más sanguinario de los cómics finalmente llega a la gran pantalla.

Con la barrera derribada por "Deadpool" que le permite ilustrar la violencia sin ninguna censura, el director James Mangold corrige las tantas fallas cometidas en "The Wolverine" en un inolvidable viaje que lleva al mutante a la inmortalidad cinematográfica.
Reuniendo todas las condiciones indispensables para quedar grabada en la cumbre de las películas de superhéroes, "Logan" es una despedida sangrienta, vibrante y sobre todo conmovedora, la despedida que el Wolverine de Hugh Jackman merecía.

9.5/10

8 comentarios:

  1. NO imaginaba que fuera a haber un nivel de violencia tan alto, origins y the wolverine eran tan contenidas.... que bueno que hayan mostrado al Wolverine mas salvaje al igual que la pequeña.
    Y ese final por favor! casi lloro :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El año pasado se demostró gracias a "Deadpool" que una película de superhéroes puede obtener calificación R y ser taquillera, ese antecedente fue determinante para que "Logan" pudiera mostrar la violencia que las anteriores películas del personaje no tenían por el miedo de sus productores.
      Obviamente que no sólo se necesita violencia para que una película sea buena, pero sí es necesaria en casos como este para que la verdadera esencia de un personaje comiquero pueda representarse.

      Eliminar
    2. Y respecto al final no puedo estar más de acuerdo, es triste pero necesario, no pensaba que se iban a atrever a finalizar tomando ese camino pero aplaudo la valentía y la enorme emotividad de dicha secuencia.

      Eliminar
  2. Excelente película! diria que es tan buena como primera generacion que es la mejor de los x-men

    ResponderEliminar
  3. No mencionas del fragmento de ese grandisimo western que es Shane? No pudieron de escoger mejor escena para las palabras de despedida, solo ese instante hace que la película se coloque por encima de las coloridas y vacías que tiene marvel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido, el discurso extraído del western es perfecto para acompañar ese desenlace tan emotivo, palabras profundas y perfectamente elegidas para ponerle fin a los 17 años de vida cinematográfica del personaje.

      Eliminar
  4. OBRA MAESTRA, DE LO MEJOR QUE VI EN EL GENERO LUEGO DE THE DARK KNIGHT.

    ResponderEliminar
  5. No soy fana de la violencia,pero que bien le sento a este personaje la agresividad y la sangre.
    y yo si.....llore al final.

    ResponderEliminar