viernes, 17 de marzo de 2017

Kong: La Isla Calavera (2017)

1973. Al descubrir la ubicación de una nueva isla con forma de calavera nunca antes explorada en el Océano Pacífico, un grupo de exploradores y soldados viaja allí para investigarla. Sin saberlo, ingresan en el territorio de Kong, un simio gigante a quien no le gustan los visitantes y no está dispuesto a dejarlos invadir su isla.

A 12 años del remake dirigido por Peter Jackson, el mítico gorila inmortalizado desde 1933 tiene una nueva oportunidad en "Kong: Skull Island".

Con la historia del simio adaptada con fidelidad en el 2005, es un acierto que se opte por narrar una diferente donde Kong tenga un mayor lucimiento y un final que no entierre la posibilidad de seguir viéndolo en la gran pantalla.
Es así como a unos pocos minutos del inicio, el simio hace su aparición mostrando su imponente figura, para luego revalidar el porqué es uno de los monstruos referentes del cine.

Más grande e intimidante que nunca, el primate está realizado con una perfección visual superior incluso a la del remake anterior, y tiene un notable lucimiento en las secuencias donde derriba los helicópteros y pelea contra los Skull Crawlers.
Cumpliendo de sobremanera como una monster movie, la falla del film radica en unos personajes poco trabajados y algunas inconsistencias argumentales, nada que afecte en una gran medida pero tampoco que se pueden disimular.

Regresando a los aspectos técnicos, junto con unos efectos especiales de primera, tenemos una fotografía de gran belleza que construye secuencias que recuerdan a "Apocalypse Now", acompañadas de una banda sonora que contribuye a hacer esta aventura aún más disfrutable.
Siendo el relanzamiento que este icónico monstruo necesitaba, "Kong: Skull Island" es un blockbuster tan espectacular como entretenido, que sirve como presentación y base de lo que será uno de los combates cinematográficos más épicos entre el simio rey y el lagarto radioactivo.

8.1/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada