miércoles, 3 de enero de 2018

Tres anuncios por un crimen (2017)

Mildred Hayes, una mujer de 50 años cuya hija fue brutalmente asesinada, inicia una cruzada contra la policía de Ebbing, Missouri buscando que retomen el caso. Con oficiales conocidos por sus ataques racistas y escaso interés en la justicia, Mildred coloca tres anuncios en la carretera exponiendo a la ley y desatando una guerra silenciosa dentro del pueblo.

Un crimen sin resolver, un departamento policial incompetente y una madre con una fortaleza de acero dispuesta a no dejar que el asesinato de su hija quede impune. A simple vista, "Three Billboards Outside Ebbing, Missouri" parece un thriller entre tantos similares.

Y digo parece porque bastan simplemente unos pocos minutos para darnos cuenta que de convencional no tiene nada, y que si bien es tanto un thriller como un drama, se define como una ácida, cruda pero también emotiva comedia negra que alcanza la excelencia.
Martin McDonagh había demostrado su habilidad para contar historias humorísticamente viscerales con "In Bruges" y "Seven Psychopaths", donde teníamos personajes impecablemente desarrollados oscilando en una línea ubicada entre el bien y el mal.

En "Three Billboards Outside Ebbing, Missouri" mantiene esta característica tan distintiva de sus obras, pero le agrega un componente social mucho más relevante que eleva a su tercera película a una categoría superior.
Retratando la incompetencia de un departamento policial donde se priorizan los ataques racistas antes que la resolución de los crímenes, el director también hace una ácida crítica a la doble moral de la sociedad, en este caso a través de las agresiones que sufre la protagonista de parte de los habitantes del pueblo por colocar los carteles que exponen a la policía.

Centrándonos en ella quien resulta la piedra angular de la historia, no se puede hacer otra cosa más que aplaudir y admirar la enorme interpretación de Frances McDormand, quien da vida a una mujer sureña aguerrida, más dura que cualquier hombre que trata de amedrentarla, pero también profundamente devastada por el asesinato de su hija.
McDormand consigue que el espectador se involucre con su contienda, no sólo desde la empatía que cualquier madre que perdió a su hija en una circunstancia de ese calibre puede generar, sino también desde las acciones que realiza, los métodos (cuestionables o no) que utiliza pero que comparten un único fin: hacer justicia.

Aunque la actriz realiza una performance memorable, sería injusto no destacar el trabajo del resto del elenco donde sobresale Woody Harrelson con un melancólico personaje consecuente con su pensamiento, y sobre todo Sam Rockwell como ese policía inepto, racista e incluso despreciable que, sin dejar de ser todo esto, experimenta una evolución fascinante.
Arriesgada, punzante, emocionante, incómodamente divertida y en muchos aspectos brillante, "Three Billboards Outside Ebbing, Missouri" es una de las películas más poderosas que el 2017 nos dejó, que de la mano de su combativa protagonista nos sumerge en una ferviente cruzada iniciada con tres avisos capaces de poner en jaque a un pueblo entero.

9.8/10

3 comentarios:

  1. Excelente película, un drama profundo con una historia dolorosa y personajes fuertes.
    McDormand y Rockwell de pie ante ellos.

    ResponderEliminar
  2. Tres anuncios por un crimen es una de las mejores películas del año pasado, esperaba un drama sobre el asesinato de la hija de Mildred y me gratifico encontrar una comedia humoristica negra con critica hacia la sociedad norteamericana. El final me dejó incompleto, a la espera de la solución que no llego, solo eso la impide ser excelente.

    ResponderEliminar
  3. Maldita shape of water! Three Billboards se merecía el Oscar a mejor película!

    ResponderEliminar