lunes, 1 de julio de 2013

Batman: El Caballero De La Noche Asciende (2012)

Han pasado ocho años desde que Batman desapareció después de aceptar la culpa por la muerte del fiscal de distrito Harvey Dent. Y aunque la mentira sirvió para crear la ley Dent y disminuir el índice de criminalidad en Ciudad Gótica, todo cambia con la aparición de un peligroso terrorista llamado Bane. Decidido a instalar nuevamente el crimen en la ciudad y a exterminar toda autoridad visible, Bane comienza una serie de ataques que obligan a Batman a reaparecer para enfrentarse a él buscando restaurar la paz en Gótica.

Cuatro años después de la revolucionaria "The Dark Knight" y en medio de una trágica masacre que ocurrió en un cine durante una de sus proyecciones, el año pasado se estrenó una de las películas más esperadas de los últimos tiempos, "The Dark Knight Rises".
Si bien no logró una aprobación tan masiva de la crítica como la anterior, la mayoría de los críticos en general la aclamaron, y la respuesta del público fue todavía más fuerte, convirtiéndola en una de los films más taquilleros de la historia con una recaudación de 1.084 millones de dólares a nivel mundial.

Como expresé en las dos anteriores críticas de la saga, más allá de que ambas me gustaron y de poder reconocer los tantos méritos que tienen, ninguna me terminó de convencer al 100% como para considerarlas obra maestras.
Esta tercera parte es a mi gusto la mejor entrega de esta nueva franquicia de Batman y la única que llegó a atraparme de verdad, logrando darle un cierre dramáticamente vibrante a una historia tan oscura como fascinante.

Era muy difícil después del Guasón lograr un villano tan bien definido como él y con una actuación tan memorable como la del fallecido Heath Ledger, sin embargo y a pesar de no alcanzar su nivel, Bane se convierte en un sustituto no tan enigmático pero sí mucho más destructivo, que consigue preparar a base de sus crímenes, el preludio de lo que sería la gran batalla final.
Una de las cosas de las que las dos partes anteriores carecían es de la espectacularidad hollywoodense que tienen las películas de acción de este estilo, si bien teníamos secuencias muy bien filmadas ninguna resultaba tan impactante, acá por suerte eso cambia y nos encontramos con las escenas más espectaculares de toda la saga, sostenidas por unos efectos especiales excelentes y con un dramático trasfondo que las hace todavía más efectivas, y se siente más que nada en ese tremendo desenlace.

Respecto a las actuaciones, en este punto sí se mantiene el nivel de las entregas posteriores y casi todo el elenco está perfecto ya consolidados en sus respectivos personajes, Christian Bale se luce nuevamente como Bruce Wayne, y personajes secundarios como los de Michael Caine, Gary Oldman y Morgan Freeman también aportan lo suyo.
Pero quien realmente brilla en su papel y por varios motivos es Anne Hathaway, su versión es la mejor que se ha hecho de Gatúbela en un largo tiempo y la que tendría que haber protagonizado la fallida versión de 2004, la mezcla de sensualidad y habilidad de pelea que demuestra hacen que componga un personaje que sin dudas merecería una película propia.

Con tantas virtudes, también hay que mencionar como contraste que no todo es perfecto, y si bien nos encontramos con un guión muy bien escrito, tenemos un par de incoherencias mínimas pero presentes, y el final que se le da a Bane es demasiado simplista teniendo en cuenta todo lo que aportó previamente.
Dejando de lado esos pequeños detalles, "The Dark Knight Rises" es una película inolvidable desde muchos puntos de vista, que sabe combinar la espectacularidad de sus secuencias de acción con un sólido dramatismo sobre la lucha entre el bien y el mal, para cerrar de una manera prácticamente ideal una de las trilogías más importantes de la historia del cine.

8.0/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada