martes, 15 de octubre de 2013

Kon-Tiki: Un Viaje Fantástico (2012)

1947, buscando probar que los indígenas sudamericanos podrían haber llegado a la Polinesia antes que Colón, el explorador noruego Thor Heyerdahl cruzó el Océano Pacífico en una balsa bautizada Kon-Tiki. Junto con un equipo de 5 hombres, Thor recorrió 8 mil kilómetros en 101 días, viviendo una travesía única e inolvidable.

Thor Heyerdahl fue un explorador noruego famoso mundialmente gracias a su novela titulada convenientemente "Kon-Tiki", donde narraba la épica aventura que vivió junto con 5 hombres al cruzar en una balsa el Océano Pacífico.
Considerando el enorme atractivo que tiene la odisea marina de Thor, era esperable que en algún momento se adaptara la historia al cine, y el año pasado proveniente de Noruega finalmente llegó la película.

Y por un lado, se puede decir que "Kon-Tiki" consigue relatar con solvencia la épica aventura acontecida en 1947, y tiene una importante cantidad de secuencias memorables de esas que te quedan grabadas en la retina una vez terminado el film.
Secuencias tensionantes como la del enfrentamiento de los tripulantes de Kon-Tiki contra los tiburones, u otras de una enorme belleza visual como el apoteósico momento donde aparece la imponente ballena.

El tema es que fuera de esas y otras escenas puntuales, la película dura 2 horas que se sienten con la lentitud digna de un viaje de 101 días, y toda la parte dramática está abordada sin profundidad, haciendo que la historia en sí carezca de la emoción necesaria que debería de haber tenido.
Por ese lado puede que no cumpla por completo las expectativas,y no consiga llegar al nivel de producciones similares como la reciente "Una Aventura Extraordinaria", película con la que en Latinoamérica claramente se la quiso relacionar y de ahí el nada desacertado título de "Un Viaje Fantástico", que sirve para describir en gran parte la memorable aunque ciertamente descafeinada odisea que nos encontramos en "Kon-Tiki".

6.8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada