viernes, 23 de enero de 2015

Boy Eating The Bird's Food (2012)

Un joven ateniense con dificultades económicas vive aislado en su departamento, ingeniándoselas para conseguir alimentos que lo ayuden a subsistir. Robándole azúcar a su vecino o compartiendo el alpiste con su canario, el joven pasa sus días sumido en la pobreza y sin ánimos para cambiar la situación. Pero cuando le cortan el agua, no tiene otra opción más que salir al mundo.

Cada tanto, Grecia sorprende con alguna película poco habitual que genera una sensación de desconcierto que la hace diferente a todas las demás, y por lo tanto, más que interesante de visualizar.

"Boy Eating The Bird's Food" vendría a ser esa película, aunque a diferencia de otras producciones del país como "Dogtooth", al desconcierto generado se le suma una completa sensación de indiferencia que la hace inmediatamente olvidable.
Podríamos decir que lo mejor son sus minutos iniciales: la situación planteada es atrayente, la desesperación/locura de la que es preso el protagonista se transmite bien y la base para realizar una crítica al sistema económico griego está bien preparada.

El problema es que pasada la media hora, seguimos exactamente en el mismo lugar del inicio y no se avanza nunca, los diálogos escasean, las situaciones incoherentes sin el más mínimo sentido se acumulan y la idea que en un comienzo era prometedora se vuelve aburrida, hasta el punto que la película termina y te deja con esa sensación de indiferencia que termina por arruinarla.

4.4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada