jueves, 2 de abril de 2015

Rápido Y Furioso: Reto Tokio (2006)

Luego de ser arrestado por competir en una carrera ilegal y para no ser enviado a un reformatorio, Sean Boswell viaja a Tokio a vivir con su padre. No pudiendo alejarse de su pasión por los autos, Sean ingresa al mundo de las carreras clandestinas por las calles de Tokio, donde se mete en problemas con el sobrino de un yakuza, con quien competirá por el amor de una chica.

Pese a que hoy en día es una saga multimillonaria totalmente consolidada, "Fast And Furious" tuvo con su tercera parte un choque frontal que estuvo muy cerca de ser mortal y acabar así con la franquicia.

Afortunadamente eso no pasó y con la cuarta los autos volvieron al camino del éxito, sin embargo, atrás, a kilómetros de distancia, quedó esta irregular "Fast And Furious: Tokyo Drift".
Prescindiendo inexplicablemente de sus protagonistas, esta tercera parte es más un spin-off que una secuela, ya que lo único que comparte con las demás entregas es la aparición de un personaje medianamente importante (Han) y ese cameo final.

Con una historia poco trabajada que incluso comete el sacrilegio de volverse aburrida, el film se salva únicamente por las carreras por las calles de Tokio, filmadas de manera impecable pero sin la adrenalina de otras de la saga.
Condenada a quedar como la oveja negra de la franquicia, "Fast And Furious: Tokyo Drift" es una secuela/spin-off apenas recordable, que sólo se salva de una explosión mortal por sus secuencias automovilísticas.

5.2/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada