jueves, 4 de abril de 2013

Megan Is Missing (2011)

Megan Stewart es la chica más popular del colegio al que asiste,los chicos le ofrecen droga para tener sexo con ella y las chicas la envidian por su belleza.Pero detrás de su popularidad,se enconde una adolescente insegura con problemas familiares resignada a ser un objeto sexual.La única amiga real que tiene es Amy,una chica inocente a la que cuida y protege a pesar de que ella es rechazada por todos los demás.Todo cambia cuando Megan repentinamente desaparece,después de concretar un encuentro con un desconocido llamado Josh que conoció por Internet.

A pesar de ser una herramienta útil para millones de personas y de servir para múltiples usos,muchas veces Internet se convierte en un arma de doble filo que en algunos casos te conduce a un trágico destino.

Contada con un escalofriante realismo,"Megan Is Missing" se encarga de mostrarnos la peor cara no solo de Internet,sino también de las personas que pueden estar detrás de las pantallas,que en muchos casos son psicópatas en busca de las víctimas más fáciles de capturar,los adolescentes.
Desde el comienzo y con el siempre efectivo formato del falso documental,la película -inspirada en hechos reales- nos quiere convencer de que todo lo que estamos viendo es algo real,por ese motivo tarda bastante en arrancar y la primera parte es un poco pesada donde únicamente vemos jóvenes precoces buscando sexo o consumiendo drogas.

Y si bien toda esa parte puede ser aburrida,sirve de base para ir preparándonos lentamente para esos 20 minutos finales que son tan perturbadores y shockeantes que será difícil no impresionarse con ellos.
20 minutos que funcionan literalmente como una patada en el estómago,y que contienen un par de secuencias tan dolorosas,filmadas con un realismo que da miedo y que hacen de "Megan Is Missing" una película no apta para personas impresionables y sólo recomendable para quien quiera sufrir viendo algo tan verosimil que llega un momento que te inmoviliza.

7.4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada