lunes, 12 de marzo de 2018

The Loved Ones (2009)

Brent rechaza la invitación de Lola para ir al baile de graduación. Lo que el adolescente desconoce es que Lola no es como cualquier chica a la que puede rechazar, y envía a su padre para que lo secuestre mientras prepara una celebración que él nunca olvidará.

Naciendo dentro del llamado torture porn pero tratando de diferenciarse de sus pares, "The Loved Ones" es una macabramente divertida sorpresa que Australia engendró.

El planteamiento no es diferente a tantos similares: un joven traumatizado por un suceso trágico es secuestrado repentinamente, lo siguiente -como bien sabemos- es la tortura.
Y es con el calvario al que es sometido Brent que la película encuentra su diferenciación; es cruel, sádica, esconde varios giros y a su vez nunca deja de ser divertida.

Lola es un personaje sencillamente fantástico, una psicópata desquiciada de la cual nadie sospecharía tenga hobbies tan enfermizos. Robin McLeavy tiene una gran importancia para que la torturadora resulte tan hipnótica ya que su actuación también lo es.
Fuera de Lola, su igual de malsano padre y el sufrido Brent, hay una subtrama innecesaria que sigue a dos adolescentes estúpidos que no se justifica ni siquiera por la obvia (y leve) conexión que tiene con la historia principal.

Dejando de lado esa falla y un final algo injusto considerando la riqueza argumental de nuestra protagonista, "The Loved Ones" es una película más que recomendable con una psicópata memorable.

8.1/10

No hay comentarios.:

Publicar un comentario