lunes, 6 de mayo de 2013

Los Miserables (2012)

Jean Valjean, un ex-presidiario condenado por un delito menor, es perseguido durante años por Javert, un cruel policía obsesionado por atraparlo. Dejando la pobreza atrás, Valjean logra tener una fábrica propia donde le da trabajo a decenas de personas, y posteriormente convertirse en el alcalde de la ciudad. Su vida cambiará completamente al conocer a Fantine, una mujer pobre que está muriendo, a la que le promete encontrar a su hija Cosette y protegerla como un padre.

Después de varios años de postergaciones por lo ambicioso que apuntaba a ser el proyecto, el año pasado y de la mano del director ganador del Oscar, Tom Hooper, finalmente se estrenó con un enorme éxito esta nueva adaptación cinematográfica de "Les Misérables".
La novela del escritor francés Victor Hugo ya ha sido versionada varias veces y la historia es de esas que son muy conocidas popularmente hablando, en ese sentido este musical lo tenía bastante complicado al momento de brindar algo conocido tratando de darle una perspectiva fresca que consiga hacerlo memorable.

Afortunadamente, ese objetivo se logró con creces, y esta nueva versión es uno de los mejores musicales que se han hecho en los últimos años, con una calidad tanto técnica como actoral envidiables que se complementan con una ambientación de época junto con unos vestuarios perfectos que te hacen sentir plenamente dentro de la revolución francesa.
Desde esa visualmente deslumbrante escena inicial donde un grupo de prisioneros arrastra solo con su fuerza física un imponente barco, conocemos a Jean Valjean, el ex-convicto al que acompañaremos hasta el final en su apasionante y desgraciada vida, y que acá esta interpretado por un memorable Hugh Jackman que brilla tanto con su actuación como con su enorme talento a la hora de cantar.

El otro personaje que se destaca volviéndose igual de inolvidable es Fantine, esto por supuesto es gracias a la poderosa y emocionante interpretación de Anne Hathaway, que a pesar de aparecer solamente un par de minutos justifica ese Oscar que se ganó simplemente con ese desgarrador momento donde interpreta "I Dream A Dreamed", con el cual será imposible no movilizarse.
Dejando de lado los tantos méritos que tiene y que hacen que dentro del género al que pertenece sea prácticamente perfecto, también hay que juzgar a "Les Misérables" como película, y ahí es donde se complica un poco considerando que dura casi 3 horas donde absolutamente todo es cantado y no hay ni un respiro donde se introduzca algún diálogo.

Es difícil considerar a ese detalle un error considerando que nos encontramos ante un musical, pero aunque no sea un error, sí es un motivo por el cual en algunos momentos el film se vuelve pesado y puede llegar a aburrir en algunas ocasiones, alejándolo del 10 que sí consigue dentro de su género pero no como película en general.
Dejando de lado esa particularidad, "Les Misérables" es un film increíble en muchos aspectos, con una producción, un elenco y unas canciones ideales, que tiene todo para considerarlo una auténtica obra maestra dentro de la historia del cine musical.

7.6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada