domingo, 5 de mayo de 2013

Shank (2009)

Cal, un adolescente de 19 años, pertenece a una banda de delincuentes a los que les gusta grabar cuando golpean y les roban a las personas. Pero Cal esconde un secreto que nadie sabe y el cual podría convertirlo en una de las tantas víctimas a los que sus amigos lastiman: es homosexual y disfruta teniendo sexo con desconocidos, mientras a su vez está enamorado de su mejor amigo.

"Shank" es una película dramática proveniente de Gran Bretaña, que cuenta un agridulce romance gay dentro de un contexto complicado donde la violencia es el principal ingrediente que la rodea.

Y justamente eso es lo mejor que tiene, la forma en que la violencia que la pandilla de delincuentes a los que seguimos ejerce para robar o sólo para divertirse, es tan explícita que se vuelve muy creíble, tanto que puede llegar a lastimar al público más sensible.
Pero la violencia no es lo único explícito, también las escenas de sexo (que hay bastantes) rozan constantemente ese factor aportándole a la película un enfoque erótico que seguramente a algunos le gustará mucho.

Fuera de lo bien utilizado que está el concepto de lo explícito, hay que decir que nos encontramos con un par de defectos notables en la historia, como la exageración tan marcada de las partes dramáticas o el personaje del novio de Cal que es un poco irritante.
Si bien no es uno de los mejores films de temática gay que se hicieron, "Shank" es una película que encuentra en lo explícito la carta de presentación que utiliza durante todo su desarrollo, y que sirve para consolidarla como una propuesta controvertida pero digna de descubrir.

7.0/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada