lunes, 5 de noviembre de 2012

Dredd (2012)

En un futuro cercano, Norteamerica se ha convertido en un páramo cercado por la radiactividad. Solo una gran metrópolis llamada Mega-City One alberga a más de 400 millones de personas. Con una enorme tasa de criminalidad, los encargados de acabar con el caos e imponer la ley son los jueces, la máxima autoridad de la urbe. Al frente de ellos está Dredd, un incorruptible juez que desde hace años se encarga de hacer cumplir la ley. En una misión aparentemente corriente junto a Cassandra, una jueza novata con habilidades psíquicas, Dredd se dirige a investigar un homicidio en un rascacielos de 200 pisos controlado por el clan de la perversa Ma-Ma. Pero al intentar capturar a uno de sus hombres, Ma-Ma ordena cerrar completamente el edificio y manda a sus secuaces a matar a los jueces.

El Juez Dredd es un personaje muy aclamado dentro del mundo del cómic, y si bien no tiene la popularidad de otros pares, sus historias llegaron a ser lo suficientemente vendibles para que en 1995 se haga una película basada en el personaje y protagonizada por Sylvester Stallone.

Por supuesto que el resultado no fue el esperado, y la película no solo fue un fracaso de taquilla sino que también recibió críticas terribles tanto de los especialistas como de los fanáticos del cómic, que enojados señalaban la poca fidelidad que mostraba hacia la historia original.
17 años después de la primera versión cinematográfica, llega esta especie de reboot desde Gran Bretaña que logra con éxito brindar una película llena de acción y violencia, haciéndole honor al cómic en el que se basa y mostrando al mejor y más violento Juez Dredd.

Para arrancar, hay que destacar la excelente ambientación que la historia tiene en esa metrópolis futurista y devastada por la radiación, se nota que esta vez sí se invirtió bien el presupuesto para desarrollar un lugar caótico donde la violencia y los crímenes abundan.
Por suerte la historia no tarda en arrancar, y apenas a 10 minutos del inicio ya tenemos a los jueces dentro del rascacielos de 200 pisos investigando un triple homicidio, y buscando piso a piso a los responsables para hacerles llegar la hora del juicio final.

Como tendría que haber sido y lejos estuvo de serlo en la versión del 95, Dredd acá sí es un juez despiadado que no tiene problema en enfrentarse a decenas de criminales para hacer cumplir la ley y no titubea ni un segundo si tiene que volarle la cabeza a uno de ellos. Karl Urban interpreta sólidamente a Dredd dándole la personalidad fría y decidida que el juez necesita, y que no se quite el casco en ningún momento es otra muestra de fidelidad al cómic digna de ser destacada.
La jueza novata que lo acompaña gracias a sus habilidades psíquicas se transforma en un personaje interesante, que junto con Dredd emprende una misión prácticamente suicida dentro del rascacielos buscando traer justicia al lugar acabando con el reinado de la cruel Ma-Ma, una villana tan perversa como la historia necesitaba.

"Dredd" es una película de acción adrenalínica que desde el comienzo hasta el final no te da un segundo de respiro, y que logra reivindicar con éxito el personaje del Juez brindándonos una historia violenta a la altura del cómic en el que se basa.

8.4/10

1 comentario: