sábado, 8 de marzo de 2014

Frozen: Una Aventura Congelada (2013)

Cuando una antigua profecía que condena a su reino a vivir en un invierno eterno se cumple, la princesa Anna emprende un viaje junto con el montañés Kristoff y su reno Sven para encontrar a su hermana Elsa, la Reina de las Nieves y la única que con su poder puede ponerle fin al helado hechizo que castiga al reino.

En los últimos años gracias a maravillas como "Enredados" y creativos entretenimientos como "Ralph, El Demoledor", Disney fue recuperando el prestigio que desde los años 90 no tenía y que lo habían dejado por debajo de productoras como Pixar o Dreamworks entre otras.
"Frozen" es la consagración absoluta que la mítica compañía necesitaba, porque si bien es inferior a sus últimas dos películas, presenta la clásica historia de princesas que caracteriza a Disney pero con una debida actualización que le valió premios en prácticamente todos los lugares donde compitió y el hecho de convertirse -para sorpresa de todo el mundo- en la película animada más taquillera de la historia con unos impresionantes 1.274.2 millones de dólares.

Además de haber tenido una campaña de marketing gigantesca y de ganarse a toda clase de públicos gracias al pegajoso "Let It Go", "Frozen" encuentra en esa vuelta de tuerca que se le da a la clásica historia de Disney, su carta ganadora para desarrollar una identidad propia apoyada en una constante diversión a través de gags con los cuales se hace difícil no reírse.
Dentro de esa identidad tan propia, es fundamental ese enorme acierto de dejar de lado la típica historia romántica entre príncipe y princesa, para centrarse en la complicada relación fraternal que tienen Anna y Elsa que más tarde sería un punto fundamental para la resolución del conflicto principal.

Ambos personajes están muy bien desarrollados, Anna es una versión descontracturada y valiente de la clásica princesa de Disney que demuestra todo el tiempo que no depende del príncipe azul para salvarse, mientras que Elsa es una reina que vendría a representar a todo aquel considerado "diferente" por tener alguna particularidad distinta, y la evolución que presenta a lo largo del film es fantástica.
Por el lado de los personajes secundarios, tenemos los aportes de Kristoff y su reno Sven que funcionan como un buen complemento para la aventura que Anna emprende, y por supuesto es imposible no mencionar a quien se roba la película cada vez que aparece, Olaf, ese hilarante muñeco de nieve que ya tiene ganado un lugar dentro de los personajes más divertidos de la historia de Disney.

Otra cosa notable que esta producción tiene es la soberbia calidad de la animación, todos los ambientes helados y especialmente ese castillo de hielo son una delicia visual, y sirven para mantenerte atrapado dentro de la historia incluso en algún que otro momento que pierde un poco el ritmo por el exceso de musicales.
A pesar de no estar a la altura de "Enredados" y "Ralph, El Demoledor", "Frozen" es esa película que Disney necesitaba -tanto en la taquilla como con la crítica y el público- para alcanzar la consagración absoluta que no lograba desde los 90s, y que la impone como una producción que tiene todo para volverse memorable dentro del cine de animación.

8.2/10

2 comentarios:

  1. es una hermpsa peli para los chicos.mi hermanita no para de cantar libre soy cuando pasan el video por la tele

    ResponderEliminar
  2. mi favorita ♥♥♥♥

    ResponderEliminar