lunes, 8 de octubre de 2012

Dragonball Evolution (2009)

Goku es un adolescente de 18 años que vive junto a su abuelo, quien por años le enseñó artes marciales. Ahora que ha cumplido los 18, Goku recibe de su abuelo un regalo misterioso que le había prometido: una Esfera del Dragón que deberá cuidar con su vida. Para eso, tendrá que encontrar al Maestro Roshi para que le enseñe algunas técnicas para estar preparado y enfrentarse al malvado Piccolo.

"Dragon Ball" es uno de los mejores animes que se han creado en la historia, y probablemente el que más fanáticos haya cosechado en el mundo desde que comenzó en 1986 hasta que tuvo su cierre definitivo en el 2003 después de más de 400 capítulos.

Es entendible que dado el enorme éxito de la serie que hasta hoy en día continúa siendo redituable, Hollywood haya decidido hacer una versión con actores reales de este increíble anime, a pesar de las enormes dificultades que significa adaptarlo a una película de 90 minutos tratando de mantener la máxima fidelidad con la serie y sus memorables personajes.
El tema es que aunque nunca se hubiera podido hacer algo a la altura del anime, se podría haber hecho una película decente que por lo menos entretenga y les saque una sonrisa a todos los seguidores de la serie, pero lejos de cualquiera de esas dos opciones, "Dragonball Evolution" es una basura en todo el sentido de la palabra, tan pero tan mala que resulta un enorme insulto para un mítico anime que no merecía esto.

Los errores son tantos que no terminaría nunca de nombrarlos, pero para destacar el peor, indudablemente hay que arrancar con lo que hicieron con Goku, el héroe al que seguimos durante tantos años acá está reducido a un adolescente de 18 años que vive con su abuelo, que va al colegio donde sufre bullying y que lo único que quiere es ser un chico normal. Una caracterización patética que nada tiene que ver con el Goku original.
El director tampoco tuvo piedad con los otros personajes: el abuelo de Goku ni tendría que aparecer, Milk está representada como la típica chica que solo sabe provocar con su cuerpo a los hombres; Piccolo ni siquiera está bien caracterizado y es más lamentable que malvado, Yamcha es un ladrón con poco cerebro que lo único que quiere es quedarse con Bulma, y esta última ni siquiera tiene el pelo azul, sólo una miserable mecha, aunque se pude decir que los artefactos que lleva con ella son una de las pocas cosas logradas.

Lo que hicieron con el Maestro Roshi es casi tan insultante como con Goku, todos los conocemos como un anciano extravagante pero muy sabio que vive en una isla con su inseparable tortuga gigante, acá la tortuga no aparece nunca, Roshi tiene 40 años, vive en la ciudad y todo el tiempo la palabra maestro le queda grande.
Dejando de lado el sangriento asesinato de los míticos personajes, no hay nada que se puede salvar, la película costó 45 millones de dólares y tiene unos efectos especiales horribles dignos del peor cine de serie B que lo único que logran es dejarte pensado en dónde se invirtieron tantos millones. Ver a Goku transformado en un mono de zoológico es vergonzoso, ni hablar la penosa aparición de Shenlong que sale menos de 10 segundos y ni siquiera habla.

"Dragonball Evolution" es la peor adaptación que se pudo hacer de uno de los mejores animes de la historia, de la que no se puede rescatar absolutamente nada y que todo fanático de la serie odiará profundamente esta gran basura que no merece llevar el título de "Dragon Ball".

1.8/10

1 comentario:

  1. por dios nunca vi un cosa tan mala como esta, jamas comprendi porque hicieron esta pelicula tan horripilante que no deberia haber existido nunca

    ResponderEliminar