domingo, 1 de diciembre de 2013

Los Juegos Del Hambre (2012)

 
Estados Unidos es ahora una nación llamada Panem, un autoritario capitolio que ejerce control sobre los 12 distritos que lo componen y están separados entre sí. Cada año, se realiza un torneo que es transmitido en vivo y en directo por televisión, y donde cada distrito debe elegir dos concursantes de entre 12 y 18 años para luchar a muerte hasta que quede un único ganador. Para sustituir a su hermana que ha sido elegida, Katniss Everdeen, una joven de 16 años, se ofrece voluntariamente como participante, valiéndose de su instinto de supervivencia como su mejor arma y estrategia para ganar.

En el año en que la franquicia para adolescentes más patética de los últimos años llegaba a su fin con un no menos penoso final, apareció unos meses antes una nueva adaptación de un best seller destinado a convertirse en una taquillera saga hollywoodense.

Cumpliendo esas previsiones, "The Hunger Games" se transformó en un éxito inmediato recaudando 408 millones de dólares en Estados Unidos y otros 283 millones en el resto del mundo, para un notable total de 691 millones.
Pero un rotundo éxito comercial no siempre es señal de que la película es buena, y en esta categoría tenemos ejemplos de sobra que lo prueban. Afortunadamente, "The Hunger Games" no es uno de ellos.

Ambientado en un futuro distópico donde Estados Unidos se convirtió en un autoritario capitolio dividido en 12 distritos, el film que tiene una interesante aunque no tan profunda crítica social, desarrolla una historia similar (más no idéntica) a la icónica "Battle Royale", donde asistimos ante un torneo a muerte entre 24 concursantes.
Es ahí donde nos vamos involucrando con Katniss, la valiente protagonista interpretada por una impecable Jennifer Lawrence, que se enfrenta no sólo a unos concursantes "hambrientos" de victoria, sino también a un arbitrario sistema del que ella y todos los habitantes de los distritos son víctimas.

Además de la genial heroína, tenemos una galería de personajes particulares con características bizarras que son cuanto menos llamativos. Y por supuesto, un infaltable romance adolescente que por suerte no llega nunca a ser tan azucarado ni tan fuera de lugar como podría haber sido.
Cumpliendo con efectividad el hecho de adaptar a la gran pantalla una de las novelas furor del momento, "The Hunger Games" es una película que gustará tanto al principal público al que apunta (los adolescentes), como también a otra clase de personas que encontrarán varios motivos para valorar a esta primera parte de la que claramente será una de las sagas más exitosas de los últimos tiempos.

7.6/10

1 comentario:

  1. Mi película favorita de la saga es en llamas pero los juegos del hambre se queda muy cerca, aqui conocemos a katniss, peeta, prim, todos los personaje que seguiriamos hasta sinsajo 2, creo que si un comienzo sirve de base firme se puede construir algo grande y eso es lo que ocurrio con las peliculas de los juegos del hambre.

    ResponderEliminar