viernes, 29 de marzo de 2013

The Blob: El Terror No Tiene Forma (1988)

Cuando un meteorito cae en el pacífico pueblo de Arborville, una desagradable y viscosa forma de vida no identificada comienza a desarrollarse devorando humanos para subsistir en la tierra. Hombres, mujeres, niños, nadie está a salvo de la masa que mientras más come, más aumenta de tamaño volviéndose una amenaza mortal.

"The Blob" es una de las clásicas películas de extraterrestres nacidas en la década del 50, que con el pasar de los años fue adquiriendo un estatus de culto que la hace imprescindible de ver para todo fanático de este género.
30 años después y gracias a la popularidad que el film original mantenía en los 80, llegó este remake que lo mejora notablemente consolidándose también como una de esas películas ochenteras que ya no se hacen, y son hoy en día imprescindibles de ver.

A pesar de tener la clásica historia de extraterrestres representada un millón de veces y de tener actores tan malos que transmiten más risas que sustos, el film conserva el encanto de las producciones de esa época que sigue intacto con el pasar de los años.
El diseño de la masa es excelente, la forma en la que se va literalmente devorando a todo aquel que se encuentra es terrorífica y a la vez muy divertida, y da lugar a grandes escenas memorables como cuando se come a esa pobre mujer atrapada en la cabina de teléfono.

Otro detalle que personalmente me encantó porque es muy poco habitual de ver en esta clase de producciones, es que el voraz apetito de la masa no discrimina a nadie e incluso desintegra dentro suyo a un no menos desdichado chico que poco puede hacer para salvarse.
Con excelentes secuencias de suspenso, con los oportunos golpes humorísticos en los momentos justos, y con un extraterrestre destructivo y grotesco, "The Blob" es una de las mejores películas de este género que la década de los 80 nos ha dejado, y que a pesar de tener ya 25 años encima, sigue conservando su encanto inicial que la hace más que recomendable de ver.

8.7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada