sábado, 18 de julio de 2015

Los 4 Fantásticos (1994)

Pretendiendo capturar la energía del Colossus, Victor y Reed, dos estudiantes de física, crean un diseño propio para llevar a cabo el experimento. Pero nada sale como ellos se esperaban y Victor muere por las quemaduras que la energía del cometa le produce. Años más tarde, Reed reúne un equipo conformado por Ben Grimm y los hermanos Susan y Johnny Storm, para viajar al espacio y llevar a cabo el experimento pendiente, aunque nuevamente algo vuelve a salir mal y al ser alcanzados por la energía, los cuatro adquieren superpoderes que los lleva a conformar el grupo conocido como "Los 4 Fantásticos".

Cuando todavía no era una potencia hollywoodense encargada de algunas de las películas más taquilleras de la historia, Marvel hacía cosas inexplicables como esta insólita "Fantastic Four".

Realizada únicamente para mantener los derechos de los populares personajes, esta producción de serie B es tan mala que deja a la versión de 2005 como una obra maestra.
Señalar los defectos sería algo de nunca acabar, pero entre los más obvios podemos destacar una historia lenta y mal contada, una total carencia de la acción, personajes absurdos, atuendos penosos (el Dr. Doom parece una versión de cotillón de Darth Vader) y unos efectos especiales de quinta categoría.

Tratando de rescatar algo bueno (por más difícil que resulte), curiosamente los actores no lo hacen mal, de hecho, su elección resulta incluso más adecuada que la de las otras versiones de estos superhéroes. También, hay ciertas secuencias tan penosas que derivan en involuntarios gags con los cuales es más que posible reírse.
Para todo aquel que piensa que los emblemáticos fantásticos de Marvel fueron destruidos en el 2005, 2007 y probablemente también en 2015, esta inimputable producción nos deja claro que los cuatro héroes han sufrido una lesión peor que siempre será considerada una de las peores películas de superhéroes de la historia (y con justas razones).

4.1/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada