domingo, 6 de marzo de 2016

Beetlejuice (1988)

Al morir en un accidente automovilístico y quedar sus fantasmas atrapados en la casa donde vivían, Adam y Barbara Maitland deben acostumbrarse a estar muertos. Todo se complica cuando un matrimonio y su hija se mudan a la casa, y los intentos de ellos para asustarlos y echarlos fracasan, hasta que deciden recurrir a Betelgeuse, un extravagante fantasma experto en ahuyentar mortales.

Con la novedad de su esperada (y tardía) secuela confirmada, es oportuno aprovechar la ocasión y viajar casi 30 años atrás para descubrir esta fantástica película de culto llamada "Beetlejuice".

Desplegando toda su creatividad y tan personal estilo, Tim Burton narra una historia de fantasmas llena de originalidad y diversión.
Pese a que hoy en día parecen simplistas al lado de los avances tecnológicos, los efectos especiales desprenden un enorme encanto que se conserva con el paso del tiempo y combinados con un eficaz trabajo de maquillaje, contribuyen a la creación de secuencias memorables.

Más allá de que es un personaje secundario, el excéntrico fantasma interpretado por Michael Keaton se roba la película cada vez que aparece. El resto del elenco no desentona y todos brindan actuaciones acordes al insólito mundo donde los hechos transcurren.
Siendo uno de los primeros y a su vez más recordados trabajos de Tim Burton, "Beetlejuice" es un film de fantasmas único dentro de su categoría, que combina comedia y fantasía en las dosis justas para garantizar un inspirado entretenimiento.

8.8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada