sábado, 21 de mayo de 2016

Sudor Frío (2010)

Un joven y una amiga llegan a una antigua casona en busca de la novia de él que desapareció misteriosamente. Lo que ellos no saben es que dentro los esperan dos asesinos, armados con veinticinco cajas de explosivos perdidas desde la dictadura militar.

El cine argentino no se caracteriza por tener una amplia cantidad de películas de terror, de hecho e incluso contando algunas producciones independientes, son escasas las que podemos encontrar.

Es por eso que es de agradecer que un film como "Sudor Frío" haya tenido en 2010 un estreno comercial para ayudar a este infravalorado género, aunque eso no quiere decir que su calidad esté asegurada.
Más allá de que cuenta con una ambientación malsana dentro de esa vieja casona y el trabajo de maquillaje es impecable, la historia alcanza un nivel de absurdez insólita que no permite que te creas los acontecimientos.

Toda la culpa la tienen los guionistas que agregan situaciones incoherentes constantemente, personajes secundarios interpretados por actores que ni amateurs parecen ser y una ¿pareja? de asesinos que dan risa.
De todas maneras y pese a que el terror es reemplazado por risas involuntarias (gracias a momentos como el que el anciano con el andador persigue a la chica cubierta de nitroglicerina), "Sudor Frío" es un -relativamente- valorable intento del cine argentino por destacarse en un género donde tiene escasa relevancia.

4.8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada