lunes, 28 de abril de 2014

Juegos Sexuales (1999)

Kathryn y Sebastian Valmont, dos acaudalados hermanastros, inician un peligroso y seductor juego de apuestas sexuales. Con la llegada al instituto donde asisten de Annette, una joven que quiere permanecer virgen hasta su matrimonio, el objetivo es que Sebastian se acueste con ella, de no lograrlo, él deberá darle su costoso Jaguar a su hermanastra, pero si gana, Kathryn será suya por primera vez.

A finales de la década de los 90 llegó a los cines esta provocativa película llamada "Cruel Intentions", que enseña que la frase de "No hay que juzgar a un libro por su portada" es cierta al resultar mucho mejor de lo que se podría haber esperado.
Debo admitir que en un comienzo la historia no me atrajo para nada: dos hermanastros millonarios que se ve que no tienen nada mejor que hacer, se dedican a hacer apuestas sexuales como si las personas fueran simplemente un objeto dentro de su erótico juego.

Pese a la superficialidad que al principio tiene y que por momentos destila, dicho juego está desarrollado de la manera provocativa pero a su vez divertida, cosa que ayuda a adentrarse en la historia e irse involucrando progresivamente hasta el final.
Final que resulta completamente inesperado y se define como una acertada desembocadura de los hechos anteriormente mencionados, que hacen de "Cruel Intentions" una película competente que entretiene y seduce por igual.

7.7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada