miércoles, 16 de abril de 2014

La Niebla (2007)

Una devastadora tormenta se desata repentinamente en un pequeño pueblo de Maine. Al día siguiente con la tormenta ya finalizada, una espesa niebla cubre la ciudad obligando a la gente a permanecer en sus casas. David y su hijo quedan atrapados dentro de un supermercado con gente igual de aterrada, mientras la niebla continúa esparciéndose y criaturas mortíferas surgen de ella.

Después de la desastrosa "The Fog", el remake de una de las menos logradas obras de John Carpenter, una película que tenga a la niebla como principal causa del conflicto -y pese a estar basada en una novela de Stephen King- no era algo muy prometedor que digamos.
Llegando con pocas expectativas y en un comienzo como una adaptación más de los libros del escritor más versionado en el cine, en el 2007 se estrenó "The Mist", tirando por la borda cualquier similitud con ese lamentable remake y consolidándose casi instantáneamente como una de las mejores adaptaciones de una novela del célebre autor.

Iniciando con un comienzo enigmático, no pasa mucho tiempo para que la niebla cubra la ciudad, obligando a quedarse a la gente en sus casas o -en el caso de los protagonistas- en un supermercado donde se protegen de los peligros que abundan dentro de ella, aunque con el correr de los minutos, queda muy en claro que las criaturas no son el único drama con el que tendrán que lidiar.
Apelando a mostrar la desesperación del ser humano en su máxima expresión, el director crea dentro de ese supermercado una asfixiante atmósfera trazada a partir de los peligros que la niebla esconde, y reforzada por el liderazgo que el personaje de la fanática religiosa adquiere nutriéndose del miedo de los demás.

Si bien se exagera demasiado, el personaje interpretado por una sólida Marcia Gay Harden (que realmente se hace detestar) representa tanto la locura como el oportunismo a la que el fanatismo puede llevar a una persona, así como también la degradación a la que un ser humano se somete con tal de tener algo en lo que creer para no perder las esperanzas.
Con ese desesperante ambiente, las mortíferas criaturas son otro elemento que contribuye a generar un pánico constante, y aunque los efectos especiales no son de primera, se hacen respetar gracias a secuencias como la de la farmacia con las arañas o la invasión de los monstruos voladores al supermercado.

Pero lo que definitivamente consagra a "The Mist" como toda una obra maestra del cine de terror moderno es su final, uno de los desenlaces más inesperados y desgarradores vistos en una película de este estilo y que sólo un director como Frank Darabont se atrevería a realizar.
Por ese impactante final que funciona como una patada directa al estómago, por el desesperante ambiente que se crea en el supermercado, por sus letales monstruos y -nuevamente- por apostar a ese final tan controvertido, "The Mist" es una de los mejores films de terror que llegaron en los últimos años y una desesperante experiencia digna de experimentar.

9.4/10

1 comentario:

  1. Odie con el alma a la mujer religiosa,me paso todo lo contrario con el padre e hijo y por eso sufri mas con la forma en la que termino la pelicula.demasiado triste,senti que la esperanza murio en mi interior.

    ResponderEliminar